En cada momento se presentan circunstancias diferentes, solo hay que observar ¿Quién soy yo, en esas circunstancias? ¿Me gusta esa versión de mi? Y si me gusta, es que estoy en mi camino, sino me gusta hay algo que tengo que cambiar en MI, no en las circunstancias
Si algo te aporta paz, es perfecto para ti, sea lo que sea. No es necesario buscar más hasta que tus circunstancias cambien o te obliguen a cambiar.
Siempre hay que tener la mente, las manos y el corazón abiertos; Predisponte a experimentar, a sentir y a cambiar. Porque cuando tu cambias, tu pantalla cambia, tu espejo cambia y vibras.
Busca algo que te apasione.
Sal de la espiral negativa.
No tener apego al resultado, solo poner la intención, lo consigas o no es indiferente.